Cómo cada año desde que estoy aquí en Madrid, y dispongo de estudio propio, he hecho una sesión de fotos a mi sobrina, pero este año, decidí que quería hacer exteriores. Tuve la suerte de una semana antes estar en un taller de Carmen Hache que me descubrió un paraíso de la sierra de Guadarrama, el embalse de La Jarosa, un remanso de paz, que invita a la fotografía, la relajación, el paseo, en definitiva la paz. Así que decidí, que sería allí donde iríamos este año, además que éste año llevamos co-protagonistas, papi, prima y Noa. Espero que os gusten. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *